Cooking D.I.Y.
05 de diciembre de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 4.5 cl de vodka

— 9 cl de zumo de tomate

— 1 lima (1.5 cl de zumo)

— 2 ramas de apio

— 6 cubos de hielo

— Dash de salsa Worcestershire

— Dash de Tabasco

— Sal y pimienta

 

Incluye

Ocasiones especiales, Vegetariano, Vídeo,

Música

Next to You - The Police


Material cedido por Cooking TKC

El primer trago de Bloody Mary

Es extraño, sobre todo si no lo has probado nunca. Uno está acostumbrado a bebidas fuertes por su pasado mexicano: micheladas, tepaches e, infinitamente más relacionado con el tema que hay entre manos, zumo de tomate con sal, limón, un golpe de salsa Valentina y otro de Perrins. Sin embargo, el primer trago de Bloody Mary resulta desconcertante para el paladar virgen y, como sucede con servidor, ajeno al gusto del vodka. La mezcla de sabores es explosiva: ácido, ligeramente dulce y —sí— amargo, como mi primera novia —que diría Lluis—. La gente reniega del apio, pero si lo tuyo es comértelo a pelo, como ingrediente protagonista, disfrutas cual enano de su aroma. Es un cóctel explosivo. Detrás de él se esconden tardes interminables de póker con Ben Sidran sonando de fondo, almuerzos ingleses pasados por agua en los que no faltan sándwiches de pepino y mantequilla, fiestas elegantes en la terraza de algún edificio con buenas vistas y un puñado de historias más. Acompáñalo con aceitunas, pepinillos y alcaparras. Acompáñalo con patatas fritas de calidad, cacahuetes con miel y boquerones en vinagre. Acompáñalo con tu mejor amigo, tu novia o tu contable. O no. Acompáñalo contigo en casa, solo, cuando nadie te ve, oye, miente, sonríe, juzga. Las bicicletas son para el verano y los cócteles, añado yo, para cualquier momento del día.

P. D. Mamá, ayer me diste LA SORPRESA en Catalunya Radio. 

P. D. 2 María, gracias por poner las manos, la idea, el material, la paciencia y, en general, por ser un cielo de persona. Santi, gracias por todo, ese fin de semana en Begur fue, es y será inolvidable.

 1 – Cortamos la lima en cuartos y mojamos el borde de dos vasos altos con uno de ellos. Pasamos estos vaso por un plato con una mezcla de sal y pimienta negra molida.

2 – Echamos dentro de los vasos el hielo, el vodka, el zumo de tomate, las salsas y un poco más de la mezcla de sal y pimienta. Removemos con las ramas de apio y servimos.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top