Cooking D.I.Y.
30 de septiembre de 2013

Ingredientes

(Para 4):

— 2 puerros

— 1 cebolleta

— 200 ml de leche

— 1 l de caldo de verduras

— 2 patatas pequeñas

— 150 ml de vino blanco

— Sal y pimienta

— Mantequilla

— Aceite de oliva virgen extra

 

Bitch-y-ssoise

Voy a comentar lo obvio: Breaking Bad se ha terminado. Esta mañana, nada más despertarme, he ido corriendo a Wikipedia para leer el argumento del último episodio —nunca me han importado los spoilers—, pero me ha sido imposible conocer el final de una manera tan fría. Walter, Jesse y compañía se merecen algo mejor. Ahora mismo, a las doce menos cuarto, sigo sin haberle echado el guante y me tocará seguir viviendo en agonía hasta la noche, cuando Adrià, María, Hèctor y yo lo hagamos entre cervezas, tortillas de patatas, pan con tomate y panchitos varios. El proyector —no repararemos en gastos— lo patrocina Marc, quien, a todo esto, no se suma a la fiesta porque todavía va por la tercera temporada —pringao—. Estas palabras anteriores, por cierto, sirven para disimular la enorme sensación de vacío que tengo por dentro. Siempre pasa lo mismo con series y libros: te acostumbras a unos personajes, los ves a menudo y luego, al acabar, toca buscar otros que consigan dar el do de pecho. Las películas, en cambio, son diferentes. Al fin y al cabo, dos horas de duración no dan para generar suficiente trauma de despedida, el mismo que siento al terminar esta entrada diciendo so long, bitches.

P. D. Al buscar qué canciones aparecían en Felina, el capítulo final, he leído sin querer el desenlace de uno de los personajes. Bienvenidos a la monger life. La mía, en concreto.

 1 – Calentamos una olla a fuego medio, añadimos una cucharada grande de mantequilla junto con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y rehogamos en blanco —sin que tomen color— durante 15 minutos la cebolla, el puerro y las patatas bien picados. Salpimentamos.

2 – Agregamos el vino blanco, esperamos a que se evapore el alcohol y mojamos con el caldo de verduras. Dejamos cocer alrededor de 20 minutos. Si queremos, podemos pasarlo por un colador.

3 – Trituramos, añadimos la leche, rectificamos la sazón y esperamos a que se atempere. Después, lo metemos en la nevera y lo dejamos enfriar.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top