Cooking D.I.Y.
02 de junio de 2014

Ingredientes

(Para 3):

— 3 rebanadas de pan de centeno

— 6 huevos

— 150 g de espinacas

— 100 g de champiñones de portobelo

— 70 g de queso feta

— 50 ml de leche

— 2 dientes de ajo

— Sal y pimienta

— Mantequilla

— Aceite de oliva virgen extra

 

Au revoir, les enfants

Vuelan del nido.

Marc y Adrià son, respectivamente, motiongraphic designer y diseñador gráfico, barcelonés y lleidatà, moreno y rubio. Sin embargo, por encima de todo, son grandes amigos. Soy muy consciente de que este proyecto es lo que es porque he tenido la suerte de compartir horas de trabajo, reuniones, un libro, risas, estrés, un estudio en el Raval, un pequeño mojón —que bien podría haber acabado en litigio— con la empresa multinacional que fabrica envases herméticos de plástico, un restaurante pop-up, dos Guateques, alrededor de veinte vídeos, cervezas en La bodega d’en Rafel, una empresa y, especialmente, toneladas de comida con ellos. Sé que el nuevo sarao que se traen entre manos con Roger, Adrià y Kevin va a petarlo cosa fina, así que me quedo tranquilo. Lo única palabra que se me viene a la cabeza después del tiempo que hemos pasado juntos es «gracias». Adrià, gracias por enseñarme a ser un poco más paciente, a no tomármelo todo a pecho y a pensar antes de abrir este piquito de oro que en tantos problemas me ha metido. Sin embargo, más que nada, gracias por ser tan increíblemente bueno imitando a Julio Iglesias. Marc, gracias por enseñarme a pensar a lo grande, a nunca estar contento con el primer resultado y a imaginar cosas inconcebibles para esta cabeza tan cuadriculada. Ah, y gracias también por la receta de las bolas. Yippee ki-yay, my dear motherfuckers.

P. D. Se van, sí, pero se van bien desayunados.

Tostada con huevos revueltos, espinacas, champiñones y feta.

1 – Picamos el ajo y lo rehogamos en una sartén a fuego medio-alto junto con un chorrito de aceite de oliva. Cuando empiece a dorarse, agregamos las espinacas y las rehogamos sin dejar que se queden chuchurrías del todo. Reservamos en un sitio caliente y usamos esa misma sartén para saltear los champiñones laminados durante un par de minutos.

2 – Limpiamos la sartén, bajamos el fuego a medio, añadimos una cucharada generosa de mantequilla y doramos el pan por un lado.

3 – Calentamos a fuego medio una olla pequeña o un cazo grande. Por otro lado, cascamos los huevos en un bol —donde los salamos ligeramente y los pimentamos con generosidad—, añadimos la leche y removemos para mezclar. Volcamos los huevos en la olla y removemos sin parar hasta que alcancen el punto de cuajado que más nos guste.

4 – Montamos la tostada colocando una base de huevos revueltos primero, después las espinacas, los champiñones a continuación, los tomates secos picados y, por último, el feta deshecho con las manos.

5 – Este, más que un paso, es un consejo: no te cortes a la hora de echar Tabasco, el plato lo pide a gritos.

Últimos comentarios

Contactar

Top