Cooking D.I.Y.
05 de mayo de 2014

Ingredientes

(Para 6):

— 3 sepias de playa hermosas y frescas limpias y cortadas en trozos (con sus tres melsas)

— 800 g de butifarra fresca de payés (o salchichas de carnicería, en su defecto)

— 4 cebollas

— 5 dientes de ajo

— 1 bote de pimientos del piquillo asados (unos 10)

— 250 g de tomate triturado

— 300 ml de caldo de ternera

— 15 hebras de azafrán

— 1 onza de chocolate negro

— Sal y pimienta

— Aceite de oliva virgen extra

 

Albóndigas con sepia

No entienden, así que odian. 

Entérense de que hace ya bastante tiempo que se quedaron sin gasolina suficiente para seguir el ritmo al que avanza el mundo y tienen que contentarse con arrastrar sus patéticos cuerpos sudorosos con la lengua fuera. Entérense de que hoy en día, a pesar de lo mucho que se han propuesto hundirnos y ridiculizarnos, juntamos ingenio, esfuerzo, solidaridad y empeño para hacer del mundo de mierda que nos han mandado metido en un paquete envuelto en papel celofán con una notita que reza «SUERTE» un sitio más decente. Entérense de que pueden gritarnos cualquier tipo de insulto que se les venga a la cabeza y hacernos todos los cortes de manga que quieran, pero no se olviden de que quien lo hace en último lugar, el más animal, el más insolente y el más ruidoso, ríe mejor, y a animales, insolentes y ruidosos no nos gana NADIE.

P. D. Mamá, ayer salimos en Caràcter, el programa de Bibiana Ballbé. Puedes vernos haciendo clic aquí.

1 – Calentamos una olla amplia a fuego medio. Mientras toma calor, picamos finamente las cebollas y pasamos los trozos de sepia por aceite de oliva virgen extra hasta que estén bien resbaladizos. Volcamos unos pocos en el fondo de la olla, sin llenarlo, y los retiramos a un plato cuando estén dorados. Repetimos hasta dorar toda la sepia.

2 – Volcamos la cebolla en el fondo de la olla, a la que también devolvemos la sepia reservada, y rascamos para recuperar todos los jugos adheridos a ella. Bajamos el fuego al mínimo, echamos un chorrito de agua y dejamos que la cebolla cueza lentamente por espacio de, más o menos, una hora, hasta que su color haya pasado a marrón. Durante ese tiempo, mantenemos la olla tapada todo lo posible y añadimos más agua si vemos que el fondo se seca. Además, cuando hayan pasado unos 40 minutos, añadimos 4 dientes de ajo y los pimientos del piquillo bien picados.

3 – Mientras se hace el sofrito, prepararemos la picada. En una batidora metemos el ajo restante, el perejil, un chorro de aceite de oliva virgen extra, el contenido de las tres melsas —las bolsas marrones pegadas al sifón de la sepia— y el azafrán, y trituramos hasta obtener una mezcla homogénea.

4 – Agregamos el tomate frito y lo cocinamos durante 10 minutos más. Después, mojamos con el caldo de ternera y lo dejamos cocer hasta que la sepia esté blanda, lo cual no debería llevar más de 20 minutos. En ese momento, agregamos la picada —la cantidad depende del gusto, el punto de sal del guiso, etc.— y apagamos el fuego.

5 – Sacamos albóndigas del tamaño de pelotas de ping-pong de las butifarras con ayuda de las manos y desechamos las pieles. Calentamos una sartén a fuego medio-alto, echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y las doramos por tandas con cuidado de que el interior no termine de cocinarse. Una vez hechas todas, las echamos en la olla con el guiso, añadimos la onza de chocolate, dejamos cocer suavemente cinco minutos más, salpimentamos si es necesario y ya podemos servir —o esperar al día siguiente para que el guiso esté aún mejor—.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top