Cooking D.I.Y.
31 de mayo de 2011

Ingredientes

Ingredientes (para una fuente curiosa, es decir, para hartaros de comer):
3 patatas medianas-grandes
3 zanahorias
1 tazón de guisantes (yo los uso congelados)
1 lata de aceitunas rellenas de anchoa (se admiten otras)
2 latas de atún (en el aceite, agua o escabeche que más os guste)
300 gramos de langostinos (este es el toque personal de mi madre que a mí tanto me gusta)

Para la mayonesa (400 ml):
1 huevo
250 ml de aceite de girasol
20 ml de aceite de oliva
Unas gotas de zumo de limón
Sal al gusto

Россию сала́т, o ensaladilla rusa

Es mi segunda receta en la que la patata aparece. Sí, me encanta ese tubérculo. Disfruto como un enano cuando voy a comerme uno cocinado en cualquiera de sus múltiples variantes. En ensalada, lo disfruto el doble. Es más, ahora me viene a la cabeza una imagen de Inglaterra, del año pasado. Fue un día en el que, como otros tantos, me dio por hacer de cocinitas para mis amigos ingleses y quise hacer una ensalada de patatas como las que hace mi madre: con huevo, pimiento verde y cebolla crudos y picados, aceitunas, atún y el aliño de vinagre y aceite. Sin embargo, se me fue la mano a la hora de cocer las patatas, que tenían la consistencia de un puré. Con todo, logré sacar mi mejor sonrisa y, ya que los ingleses no conocían esta ensalada, intenté darles gato por liebre. Mi amigo Andy, que es un poco caprichoso (pero no mucho), me dijo: yo la calentaría al microondas y le echaría mayonesa y ketchup. A mí eso me hizo indignarme, además de lo repulsivo que me resultaba una ensalada de patatas ya aliñada calentada en el microondas con el churrete de ketchup y el cucharadón de mayonesa. Sin embargo, y todo hay que decirlo, Andy es un tío súper abierto de mente y lo prueba todo, así que lo probó y al comprobar que, efectivamente, no le gustaba, golpe de microondas y salsas en bote que es un gusto. No sé por qué he contado esto, pero sé que me ha entrado la risa tonta nada más acordarme de la cara de asco de Andy al probar mi ensalada, y de mi cara de asco al probar su versión 2.0.

1 – Como yo he hecho trampa y he comprado langostinos ya cocidos, he reaprovechado las cabezas y las pieles y las he cocido en agua con unos granos de pimienta y una hoja de laurel. Mientras, se pelan las patatas y las zanahorias y se cortan todas en bastones no más anchos de 1 cm. Una vez que las cabezas hayan cocido durante 15 o 20 minutos, las retiramos del agua y metemos las patatas y las zanahorias, que deberán cocer hasta que estén blandas por dentro pero que no se rompan. A mí me ha llevado unos 30 minutos, y aun así están todavía un poco duras por dentro. A última hora, 3 minutos antes de sacar las patatas, metemos los guisantes al agua también para que se cuezan. Sacamos las verduras y las ponemos en un plato o un bol donde las dejaremos enfriar un poco.

2 – Mientras eso está en la olla, aprovechamos para abrir la lata de aceitunas y cortarlas por la mitad o en 3 rodajas, para que cundan más, y hacemos lo mismo con las colas de los langostinos, las cortamos en trozos más pequeños. Escurrimos el aceite del atún y lo separamos con un tenedor.

3 – Para la mayonesa, hay que echar el huevo al fondo del vaso de la batidora, luego añadir el aceite de girasol, luego el de oliva, después el limón y, por último, la sal. No sé si el orden de los factores altera el producto. Ahora, empezamos a batir, primero con la batidora pegada al fondo del vaso y luego subiendo poco a poco, para que emulsione bien y no se corte. Al llegar arriba, la mayonesa debería estar hecha del todo. Probar y corregir si es necesario.

4 – Cortamos las verduras en dados pequeñitos y la vamos echando en el recipiente en el que vayamos a guardar la ensalada. Le añadimos los guisantes, el atún, las aceitunas y los langostinos, y un chorrito de aceite de oliva. Removemos bien, y empezamos a añadir mayonesa. Esto es un poco al gusto, que cada uno le eche ponga de mayonesa que quiera. A mí me gusta que se note, pero no que sea una sopa.

Bueno, estoy hiperactivo. Es la primera ensaladilla rusa que hago y no sé cómo ha quedado. Para más inri, hoy la presento en sociedad. Ya he incumplido uno de los principios que dicen que nunca hay que cocinar para más gente lo que no se ha cocinado nunca antes. Crucemos los dedos y esperemos que guste.

Deja un comentario sin Facebook (Todavía no hay ninguno)

Comentar

What is 5 + 15 ?
Please leave these two fields as-is:

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top